Carmona forma parte de “Los Pueblos Más Bonitos de España” y además está reconocido como Conjunto Histórico Artístico.

Un pueblo situado en un entorno privilegiado, el valle del Nansa, rodeado de montañas y de verde, con preciosas calles empedradas por las que perderse dando un paseo con calma para disfrutar de su arquitectura tradicional montañesa y sus cuidadas y decoradas casas.

A pesar de su gran belleza es aún bastante desconocido para el turismo y no recibe tantas visitas como Santillana del Mar, Potes o Bárcena Mayor, pero sin duda os aconsejo que vayáis a visitarlo y lo incluyáis en vuestra ruta por Cantabria.

Ubicación

Carmona es un núcleo de población, perteneciente al Ayuntamiento de Cabuérniga (Cantabria), España.

Cómo llegar

Para llegar a Carmona,no hay transporte público disponible, por lo que la única opción es el transporte privado. La carretera de acceso es la CA-182, que se puede tomar desde la CA-180 en Cabezón de la Sal o desde la CA-181 en Pesués.

Dónde aparcar

Carmona no dispone de parking habilitado, nosotros aparcamos a la entrada del pueblo cerca del río y del puente. No suele haber problemas de sitio, nosotros fuimos en pleno Agosto y aparcamos a la primera.

Historia

La historia de Carmona, muestra indicios de asentamientos humanos desde el Neolítico, aunque las primeras referencias escritas datan del año 277 d.C. En esa época, en el valle de Cabuérniga había un grupo cántabro que adoraba al dios Cabuniaegino, de donde proviene el nombre de la región. Durante la época romana, había una calzada que atravesaba el Collado de Somahoz, pero no hay evidencia de asentamientos romanos en la zona. La ocupación del valle tuvo lugar después de la invasión musulmana en el año 711, cuando llegaron refugiados cristianos desde zonas más al sur. Fue entonces cuando surgió la Ruta de los Foramontanos, un camino utilizado por los habitantes del Reino de Asturias que emigraron para repoblar la Meseta Castellana. Alrededor de esta ruta se fueron formando los núcleos de población que han llegado hasta nuestros días, incluyendo Carmona. Todos ellos se encontraban dentro del Valle de Cabuérniga, una división administrativa dependiente de la Merindad de Asturias de Santillana. En 1812, el territorio se dividió en tres: Ruente, Los Tojos y Valle de Cabuérniga, y Carmona quedó integrada en este último. Aunque ha experimentado un auge turístico tras ser reconocida como uno de los pueblos más bonitos de España, la dedicación principal de sus habitantes sigue siendo la agricultura y la ganadería.

Qué ver

Conjunto urbano

El conjunto urbano está formado por edificios tradicionales de montaña, con paredes de piedra y techos de madera. Todos ellos se distribuyen en dos plantas, con arcos en la planta baja y balcones en la planta superior, siempre decorados con flores de colores. La mayoría de ellos fueron construidos entre los siglos XVII y XVIII, aunque algunos son aún más antiguos.

Palacio de los Díaz Cossío y Mier

Destacando entre todas las construcciones se encuentra el Palacio de los Díaz Cossío y Mier, que ha sido convertido en un alojamiento turístico. Construido a principios del siglo XVIII, presenta un estilo barroco. 

En la planta baja, cuenta con un cuerpo central con tres arcos que dan acceso al vestíbulo, mientras que en la planta superior hay dos balcones entre los cuales se ubica un escudo monumental. A ambos lados se elevan dos torres de tres pisos, también con balcones.

Iglesia parroquial de San Roque

La iglesia parroquial de San Roque, también del siglo XVIII, es otro destacado edificio. Se trata de un templo de planta en forma de cruz latina, compuesto por una nave de cuatro tramos con techos de crucería. Además de la iglesia parroquial, se pueden visitar la Iglesia de San Pedro Apóstol, la Ermita de San Antonio Abad y la Ermita de las Lindes.

Monumento a la vaca Tudanca

Caminando por las calles empedradas, encontrarás monumentos que evocan las tradiciones más arraigadas de Carmona. Por ejemplo, el Monumento a la Vaca Tudanca, que representa a la raza bovina autóctona de Cantabria y es protagonista de la principal fiesta del pueblo.

Monumento al albarquero

En honor al famoso albarquero Amado Gómez, fallecido en 2007.

Mirador de la Asomada del Ribero

Vistas del pueblo de Carmona desde el mirador de la Asomada del Ribero

Para disfrutar de las mejores vistas panorámicas de Carmona, debes visitar el Mirador de la Asomada del Ribero, desde donde podrás contemplar el núcleo urbano ubicado en el valle del Nansa. A su alrededor se alzan los Picos de Ozalba y la Sierra del Escudo de Cabuérniga, mientras que el río Quivierda fluye en el fondo.