Aguilar de Campoo es una preciosa villa en la provincia de Palencia. Conocida por todos como la villa que huele a galleta y es que en los años 60 llegó a tener hasta 5 fábricas de galletas y desde entonces se le conoce como el pueblo de las galletas. Hoy en día alberga la factoría de Gullón, una de las más importantes de España e incluso de Europa. No puedes irte de Aguilar sin comprar galletas, tienen una enorme tienda con todo tipo de variedades situada a la entrada del pueblo.

Pero Aguilar no es sólo galletas, posee una rica historia y patrimonio. Alberga en sus alrededores la mayor concentración de iglesias románicas existente. El 20 de Enero de 1966 fue declarada Conjunto Histórico Artístico.

Su ubicación es también espectacular, en plena montaña Palentina, rodeada de bonitos paisajes, bañada por las aguas del río Pisuerga, posee también un bonito y gran embalse.

Continuad leyendo que procedo a enseñaros el maravilloso patrimonio con el que cuenta la villa. Estoy segura que os encantará.

Paseo a la orilla del río Pisuerga

Ubicación

Aguilar de Campoo se encuentra en el norte de la provincia de Palencia (Castilla y León). Pertenece a la comarca de la Montaña Palentina. Dista 99 km de Palencia, capital de la provincia, 80 km de Burgos y 102 km de Santander (Cantabria).

Cómo llegar

Desde Asturias cogemos en primer lugar la autovía A-8 hasta Torrelavega y allí nos desviamos por la autovía A-67 que tiene salida directa a Aguilar de Campoo.

Desde Oviedo tardamos aproximadamente 2 horas y media. Hay unos 250 km aproximadamente.

Dónde aparcar

Aguilar dispone de numerosos aparcamientos gratuitos, por lo que es muy fácil aparcar en la villa. En el mapa os he dejado marcados los dos que empleamos nosotros.

Mapa con los puntos de interés

Qué ver

Románico

Monasterio de Santa María la Real

Edificio románico construido en época medieval, entre los siglos XII y XIII. Estuvo habitado por monjes
premonstratenses y se convirtió en uno de los principales focos de irradiación artística y cultural de la
zona durante la edad media hasta que quedó abandonado debido a la desamortización de Mendizábal en 1835. Tras la restauración de 1984, se convierten en el instituto de enseñanza secundaria y en la primera escuela taller de España.
En el interior del monasterio se encuentran dependencias dignas de visitar como el claustro de estilo cisterciense del siglo XII y XIII, decorado con capiteles de motivos vegetales y mitológicos, el claustro alto del siglo XVII y la iglesia, construida entre los siglos XII y XIV con planta basilical y tres naves, alberga en su interior en Centro Expositivo del Románico y Territorio (ROM).

Colegiata de San Miguel

Cuenta con diferentes fases constructivas comprendidas entre el siglo XIII y el siglo XVIII. Del periodo románico únicamente se conserva la puerta principal de acceso al tempo, algunos otros elementos arquitectónicos y decorativos, una de las campanas del reloj y, especialmente, la conocida como “Capilla de los Cristos”. La mayor parte del edificio corresponde, en cambio, con una segunda fase que data del primer tercio del siglo XIV y que estuvo muy influida por el gótico burgalés. Su interior está distribuido en tres naves rematadas en bóvedas de crucería.

Los principales puntos de interés de este templo son: La torre campanario, La Capilla de los Cristos, La Capilla Bautismal, La Capilla Mayor, La Sacristía y Sala Capitular, La Capilla del Cristo y La Capilla de los Pobres.

Iglesia de Santa Cecilia

Una de las estampas más bonitas de Aguilar, la formada por la iglesia de Santa Cecilia y el castillo

La iglesia de Santa Cecilia está ubicada a los pies del castillo de Aguilar, siendo el templo de referencia de la primitiva puebla y la iglesia más antigua de la villa.

La fase constructiva más antigua data del siglo XII, aunque de ella solo se conserva la torre y el presbiterio del ábside central. La mayor parte del templo se corresponde con un segundo periodo en el que se buscaba la ampliación del templo –pasando de una a tres naves separadas por arquerías apuntadas- y que tuvo lugar en el siglo XIII, la misma época en la que está datada la portada. El ábside cuadrangular, en cambio, es postmedieval, al tener que sustituir el original, que era semicircular románico, por otro fechado en torno a los siglos XVI-XVII.

El elemento más llamativo de la iglesia es su torre-campanario de planta cuadrada, dividida en tres cuerpos de los que el segundo posee ventanas de medio punto y el tercero cuenta con vanos divididos por ajimeces de doble columna.

La riqueza decorativa de este templo radica en sus capiteles, en especial los de la torre y el interior, donde se alterna la decoración vegetal con la geométrica y la figurada. 

Iglesia de San Andrés

La iglesia de San Andrés data del siglo XIII. Se encuentra ubicada en el barrio del Soto, a donde se trasladó en el año 1909 para que hiciera las funciones de capilla en el nuevo cementerio que se construyó en las afueras de Aguilar.

Lo que se conserva de la primitiva iglesia son, únicamente, los elementos románicos, es decir, su portada y la cabecera del templo, que consta de tres ábsides, siendo los laterales de cabecera plana al exterior y luciendo cilindro absidal adelantado el central, con una saetera central con doble abocinamiento. Las capillas que flanquean el ábside son de testero plano, conservándose aún en la de la epístola una ventana original con doble arquivolta apoyada sobre cuatro columnillas. Interiormente los tramos se comunican mediante arcos apuntados.

Puentes

Puente del Portazgo

Situado junto a la puerta de la muralla del mismo nombre. Es un sólido puente medieval que conserva los asientos sobre los que se hacían intercambios y trueques en la época de los judíos.

Puente Mayor

Se construyó ensanchando el antiguo puente que tenía su arranque unos metros por debajo del actual, a la altura del Molino del capitán Malla.

Puertas de la Villa

Los accesos a la villa se realizaban por medio de siete puertas que se abrían en la cerca, de las que subsisten seis: Santa María, Reinosa, Tobalina, Hospital, Cascajera y Molino de Malla. La puerta desaparecida, conocida como del Beaterio, estaba en el desvío de la carretera a Barruelo.

Puerta Palacio de los Villatorre

Esta portada, de estilo renacentista burgalés, fue el inicio de lo que iba a ser un gran palacio que intentó
construir en el siglo XVI el Marqués de Villatorre. Las desavenencias entre la familia de los Villatorre y los Marqueses de Aguilar dieron lugar a que sólo se llegase a construir la primera planta. Se conoce popularmente como Puerta de la Torrejona.

Plaza de España

La Colegiata de San Miguel preside la Plaza España, a su lado los característicos soportales

Es un punto de encuentro vital en la vida de los aguilarenses desde el siglo XIII y un lugar destinado al comercio y a la representación del poder, ya fuera este señorial, municipal o religioso.

Tiene un trazado irregular, propio de su origen medieval al desarrollarse como un ensanchamiento de la vía o calle.

La plaza ofrece dos realidades arquitectónicas diferenciadas, aunque en ambas prevalecen los característicos soportales de Aguilar. En el lienzo sur aparece una traza puramente castellana debido a una mejor conservación de sus estructuras a lo largo del tiempo, entre las que destaca la gran construcción civil de la villa: el palacio de los marqueses de Aguilar.

La sección norte, en cambio, se caracteriza por la existencia de una serie de galerías que recuerdan al estilo montañés y marítimo más propio de la cornisa cantábrica.

Castillo

Castillo visto de lejos

El castillo de Aguilar se encuentra situado en un peñasco y, aunque no se conoce con exactitud los orígenes de esta fortaleza, parece posible que en los siglos IX y X hubiera ya una pequeña estructura defensiva, coincidente con la actual torre del homenaje, que sirviese como medio de control del vado del Pisuerga y de los pasos montañosos.

Algunos de los restos conservados datan del siglo XII, aunque la mayor parte de lo que se observa hoy en día pertenece a las reformas y ampliaciones que se llevaron a cabo en los siglos XIV y XV. Es en esa época donde adquiere la actual planta trapezoidal el recinto interior.

De enorme importancia durante todo el medievo sirvió como residencia de los señores de la villa, como fortaleza y tuvo ilustres visitantes como Pedro I y, muy posiblemente, Alfonso X el Sabio. Sirvió también como prisión de personajes destacados, como es el caso del cardenal Pedro Gómez Barroso a mediados del siglo XIV.

Dónde alojarse

Nosotros nos alojamos en el precioso hotel B&B Maison Barón de la Galleta, en el pueblo de Quintanilla de las Torres a tan solo 7 km en coche de Aguilar de Campoo.

Os dejo por aquí el post con toda la info del hotel, que os va a enamorar seguro. Maison Barón de la Galleta