Ubicación

Ribadeo está situado en el extremo nororiental de Galicia, en la provincia de Lugo, en el límite con el Principado de Asturias. Pertenece a la Comarca de La Mariña Oriental, de la cual es la capital.

Cómo llegar

El término municipal está atravesado por la Autovía del Cantábrico (A-8), por las carreteras nacionales N-634 (San Sebastián-Santiago de Compostela), N-640 (Castropol-Villagarcía de Arosa) y N-642 (Ribadeo-Vegadeo). Se encuentra a 103 kilómetros de Lugo, la capital de provincia.

Dónde aparcar

Un buen lugar para aparcar en Ribadeo es en la zona del puerto, hay parking gratuito y además queda muy céntrico y cercano a todo, nosotros dejamos el coche ahí.

Otras opciones son el Aparcadoiro público Rosalía de Castro o el Aparcadoiro público (Avenida de Galicia,1).

Historia

El pueblo se formó a partir de un núcleo primitivo en las dársenas de Porcillán y Cabanela, en la orilla del río, para posteriormente ir creciendo hacia arriba. Tuvo una muralla, de carácter más fiscal que defensivo, de la que aún se conservan algunos restos. Junto a Vivero y Mondoñedo, fue uno de los tres fenómenos urbanos medievales de la antigua provincia de Mondoñedo que recibieron de manos del rey Fernando III de Castilla la Carta Puebla fundacional que le atribuía, entre otros privilegios, el de convocar un mercado semanal, el cual aún se sigue realizando.

Pasó de villa de realengo a propiedad del caballero francés Pierre de Villeines por virtud del dadivoso Enrique de Trastámara en pago de sus servicios, y de ahí por distintas sucesiones el condado de Ribadeo recaló definitivamente en la Casa de Alba.

Coincidió su apogeo como Villa con el de su puerto, siendo cabeza del comercio del Cantábrico con los países bálticos, a través del puerto de Riga en concreto, de donde se importaba aguardiente en exclusividad, y que por tal motivo terminó siendo conocido como kúmel de Ribadeo, hasta su decadencia por la competencia de otros puertos como el de Gijón a mediados del siglo XIX.

Mapa turístico

Qué ver

Isla Pancha

Los dos faros y el puente que une Isla Pancha a tierra.

Isla Pancha es un islote situado en la punta noreste de Ribadeo, en la desembocadura del río Eo. En ella se levantan dos faros (uno de ellos pintado de blanco y azul, que data de 1860, hoy en día es un alojamiento turístico), el otro pintado a rallas azules y blancas es el moderno. La isla se encuentra unida a tierra por un puente, cuando está abierto puedes cruzarlo y bordear ambos faros, las vistas son muy bonitas. También junto al parking hay un mirador en forma de casita de madera desde donde puedes obtener unas vistas increíbles.

Mirador de la casita de madera con vistas a Isla Pancha

Casco histórico

Las calles del casco histórico, concentran gran parte de los edificios arquitectónicos que propiciaron la declaración de este espacio, en 2004, como Bien de Interés Cultural, con la categoría de conjunto histórico.

En sus hermosas calles se concentran una mezcla de conjuntos arquitectónicos entre los que se encuentran casas populares de artesanos y marineros junto con otros edificios de mayor rango que testimonian el pasado floreciente de la villa (casas de indianos, casas de banca, viviendas de familias de armadores…).

Plaza España

Torre dos Moreno

Es el centro neurálgico de la villa de Ribadeo, alrededor de la cual se alzan el elegante pazo neoclásico de Ibáñez, la cosmopolita Torre de los Moreno, el sobrio Convento de Santa Clara y la Iglesia Parroquial de Santa María del Campo cuyo origen se remonta a un antiguo convento franciscano del S. XIII.

Ascensor panorámico

Exterior del ascensor panorámico

Conecta el muelle con el casco histórico, salvando un desnivel de unos 21 metros, comunicando el mirador de la Atalaya con el paseo del puerto. Desde su cabina se pueden disfrutar, a medida que sube, de imágenes de la ría a manera de fotografías enmarcadas a través de los huecos.

Puerto de Porcillán

Vistas al puerto deportivo desde un banco escultura

El corazón de la villa de Ribadeo es el Puerto de Porcillán. La ciudad ha integrado un conjunto de casas de marineros y artesanos que siempre han vivido frente al mar y ligados al comercio marítimo. Durante los siglos XVI y XVII, el puerto vivía del transporte de la madera, el vino, el hierro y la sal. Alrededor del siglo XVIII pudo alcanzar su máximo potencial gracias a las conexiones comerciales con el mar Báltico y las negociaciones de lino, cáñamo y aguardiente. En la actualidad este puerto está ligado a fines recreativos especialmente.

La Atalaya

Vistas desde el mirador de la Atalaya

Las mejores vistas las vas a encontrar en el Mirador de la Atalaya de Ribadeo. Su ubicación estratégica hace que esta haya sido utilizada hace siglos para guiar a los navegantes de la ría de Ribadeo. Desde la Atalaya disfrutarás de las mejores vistas hacia el Puerto de Porcillán, al Puente de los Santos y a la ría.

Aquí se encuentra la Capilla de la Trinidad o Atalaya. Se trata de un de los templos más antiguos de Ribadeo, construido en el siglo XII

Capilla de la Atalaya

Fuerte de San Damián

Es uno de los mejores ejemplos que existen de arquitectura militar en Ribadeo. Fue levantado en 1624 durante la Guerra de los Ochenta Años, con la misión de proteger los galeones de la Escudería de Galicia que se estaban construyendo en el astillero de Ribadeo, frente a la amenaza de un ataque holandés desde el mar.

El fuerte se encuentra en un lugar con unas vistas espectaculares de Ribadeo y de su ría.

Parque etnográfico de O Cargadoiro

Este parque etnográfico alberga hoy los restos de un antiguo cargadero de mercancías, un punto de descarga del tren. Se trata de una pasarela que servía de cargadero en un complejo minero industrial basado en la extracción de hierro. Con la ayuda de una grúa se traspasaba la carga del tren a los barcos que se encontraban debajo, facilitando así el comercio con barcos de grande calado, al evitarles tener que entrar en la ría y depender de las subidas y bajadas de las mareas.

Dónde alojarse

Nosotros nos alojamos en el Parador de Ribadeo (****) y la verdad es impresionante. Es un excelente mirador sobre la ría, una casona gallega en la desembocadura del río Eo situada en un hermoso pueblo marinero y turístico, rodeado de verde y mirando al mar. Por supuesto tiene todo tipo de comodidades y aunque los precios son algo caros merece la pena darse el capricho, además sirven unos desayunos increíbles y las habitaciones son con terraza. Y también cuenta con parking gratuito para despreocuparte del coche.

Vistas a Castropol y a la ría de Ribadeo desde la terraza de nuestra habitación

Dónde comer

Si hay un sitio que recomendaría al 100% para comer o cenar en Ribadeo es Casa Villaronta, tienen especialidad en comida gallega y su “pulpo a feira” (plato tradicional gallego por excelencia) es de los mejores que he probado nunca, su fama es merecida, también tienen especialidad en calamares y otros platos gallegos como empanadas, zamburiñas… y especial mención a su tarta de queso casera. Aconsejable acompañarlo todo con un buen vino gallego Alvariño o Ribeiro.

Las raciones son abundantes, la calidad exquisita, buen trato y precios sobre los 20 euros persona aproximadamente. Eso si, imprescindible reservar si vas en fin de semana o temporada alta.

Calamares una de las especialidades
Pulpo a feira con cachelos y una copa de Alvariño