Villa romana de Veranes

La visita al yacimiento se realiza a través de un camino enlosado que desciende hasta el monumento. Antes de iniciar el descenso, puedes detenerte a contemplar la perspectiva que ofrece el entorno del yacimiento y reparar en la posición privilegiada de la villa romana, situada a media ladera y orientada al mediodía.

La Villa Romana de Veranes, conocida desde la antigüedad como Torrexón de San Pedro, está situada en el concejo de Gijón, próxima a la antigua ruta romana que comunicaba estos territorios con su capital, Asturica Augusta (Astorga). Este museo de sitio, que se abrió al público en 2007, forma parte de los Museos Arqueológicos de Gijón.

Actualmente la Villa Romana de Veranes forma parte de la Red de Villas Romanas de Hispania.

Los restos arqueológicos que actualmente se pueden visitar en Veranes, pertenecen a la pars urbana de un gran establecimiento de tipo villa que se construyó en el Bajo Imperio (s. IV d.C.) sobre las primitivas ruinas de un asentamiento rústico alto imperial de considerable relevancia. Esta gran casa señorial, perteneciente a un notable propietario, que seguramente se llamaba Veranius, presenta tres fases de reforma y ampliación arquitectónica que se desarrollan a lo largo del siglo IV d.C. La mansión continuó en uso hasta el siglo V d.C.

El conjunto se organiza en cuatro terrazas excavadas en la ladera que se extienden por una superficie aproximada de una hectárea. La entrada principal de la villa está en el flanco oeste y da acceso al patio norte. La configuración de los espacios permite suponer que el recorrido ceremonial que realizaban los visitantes de la villa se iniciaba en la entrada del patio norte por donde se accedía a la gran logia abierta al mediodía cuyo recorrido conducía a las salas principales de representación.

Además de la musealización de los restos arqueológicos, la sala de exposiciones alberga los objetos arqueológicos procedentes de las excavaciones de la villa que ilustran la evolución y la historia del yacimiento desde el periodo romano hasta el fin de la Edad Media. 

  • HORARIOS: 16 septiembre-15 de junio de martes a domingo y festivos de 10.00-15.00h | 16 junio-15 de septiembre de martes a domingos y festivos de 10:30-19:00 horas. Cerrado todos los lunes del año, 1 y 6 de enero, Martes de Carnaval, 15 de agosto, 24, 25 y 31 de diciembre.
  • PRECIO: Gratuito.
  • PARKING: Dispone de parking amplio y gratuito.

Parque arqueológico-natural de la Campa Torres

En el cabo Torres, a siete kilómetros del centro de Gijón, y en el flanco oeste de su bahía, se sitúa el Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres. Inaugurado en 1995, forma parte de los museos arqueológicos de Gijón.

Se trata del recinto fortificado marítimo de mayores dimensiones de toda la costa de los astures. Su origen, según sus investigadores, se sitúa en torno a los siglos VI-V a.C. y estuvo ocupado por gentes dedicadas principalmente a la metalurgia (cilúrnigos). Posteriormente, en el siglo I d.C. fue romanizado y conocido por las fuentes clásicas con el nombre de oppidum Noega. Con la fundación de la ciudad romana de Gijón, a comienzos del siglo II d.C., en el actual barrio de Cimavilla, el castro se fue despoblando gradualmente hasta su desaparición.

​Sus objetivos son la protección, conservación, investigación y difusión científica y didáctica de los restos arqueológicos rescatados en las excavaciones, buscando el equilibrio con el entorno natural en el que se encuentran. Desde el punto de vista arqueológico, el parque proporciona información sobre la protohistoria asturiana y explica los orígenes de la ciudad de Gijón. Nos permite conocer el paso de la época prerromana a la romana.

Las instalaciones del Parque se componen de tres edificios principales: recepción, museo y faro. El primero se encuentra a la entrada del yacimiento y sirve para la acogida de los visitantes además de presentar una exposición sobre la arqueología del concejo. El museo, en el extremo norte del castro, aprovecha en parte un antiguo emplazamiento de artillería de costa. Cuenta con una exposición permanente, sala de exposiciones temporales, talleres y salón de actos. En la exposición permanente se hace un recorrido por la historia del poblado desde sus orígenes hasta época romana. Se muestran restos materiales procedentes de las excavaciones, así como maquetas, textos, reproducciones e imágenes ilustrativas.

El recorrido finaliza en el Faro del Cabo Torres, construido en 1923. En la planta baja se sitúa una exposición permanente sobre la historia de este edificio portuario, del cabo Torres y de su fondeadero. En el piso superior se encuentra la Biblioteca y Centro de Documentación “Manuel Fernández-Miranda”, así como la oficina administrativa del área de Arqueología del Ayuntamiento de Gijón, desde donde se coordina la actividad arqueológica del concejo.

Vistas del puerto de El Musel y Gijón, desde la Campa Torres.

Además, el Parque cuenta con un itinerario arqueológico, un observatorio de aves y un mirador con amplias vistas sobre el puerto de El Musel y Gijón. El itinerario arqueológico discurre a través de trece puntos de observación en los que se identifican los elementos más significativos del poblado (foso, contrafoso, muralla y viviendas).

  • HORARIOS: Octubre a marzo 10:00-17:00 martes a domingo| Abril a septiembre 10:30-19:00 martes a domingo. Cerrado todos los lunes del año, 1 y 6 de enero, Martes de Carnaval, 15 de agosto, 24, 25 y 31 de diciembre.
  • PRECIO: Gratuito.
  • PARKING: Dispone de parking amplio y gratuito.

Termas romanas de Campo Valdés

El museo de las Termas Romanas de Campo Valdés, inaugurado en 1995, es un equipamiento próximo a la costa, situado en el corazón de la ciudad antigua de Gijón y concebido como un museo de sitio. A un paso de las termas encontraremos la estatua de César Augusto, el gran conquistador de estas tierras.

La visita al museo se divide en dos áreas. Una zona informativa ofrece una visión completa de las termas en el mundo romano y sobre el funcionamiento e historia de las termas públicas de Gijón. Mediante una proyección, maquetas, textos y dibujos ilustrativos se indican las funciones y las actividades propias de estos edificios.

La visita continúa por el pasillo, donde una vitrina corrida muestra los materiales arqueológicos más representativos recuperados en las excavaciones tales como materiales constructivos, cerámicas, vidrios, restos óseos, etc. Una maqueta del sistema de calefacción (hipocaustum) permite comprender su funcionamiento.

A continuación, se inicia el recorrido por las termas a través de una pasarela que reproduce la circulación interior de las termas y permite observar las estancias originales de los baños. En primer lugar, se encuentran las columnillas de ladrillos redondos de la sala de sudoración sudatio. Después de subir la escalera, se accede al pasillo central, y se pueden ver las estancias del primer edificio termal o vestíbulo apodyterium, la sala fría con la piscina frigidarium, la sala templada tepidarium y la sala caliente caldarium.

Girando a la izquierda desde el caldarium, advertirás una serie de habitaciones con zócalos con restos de pinturas. A la derecha, se explica el procedimiento de recuperación y restauración de los restos pictóricos de esta área del yacimiento. Al finalizar este pasillo, se puede observar una habitación rectangular con un hipocausto de columnillas muy completo y con restos de los tubuli laterici utilizados para calentar la pared. Al fondo, se conserva in situ un sarcófago de piedra y una tumba de lajas, elementos representativos de la necrópolis que se ubicó en este espacio en época medieval.

El Museo de las Termas Romanas de Campo Valdés forma parte de los museos arqueológicos de Gijón.

Además de la musealización de los restos la colección del museo la integra una selección de los restos materiales más representativos aparecidos en las excavaciones arqueológicas.

  • HORARIOS: martes a viernes 9:30-14:00 y 17:00-19:30, sábado, domingo y festivos 10:00-14:00 y 17:00-19:30 horas. Cerrado todos los lunes del año, 1 y 6 de enero, martes de carnaval, 15 de agosto, 24, 25 y 31 de diciembre.
  • PRECIO: Entrada gratuita.