Un precioso pueblo en las montañas de Asturias de apenas 100 habitantes. Un lugar donde se puede admirar su arquitectura rural, conservada exquisitamente con sus antiguos hórreos dando un plus belleza a este peculiar y maravilloso enclave.

También se conservan tradiciones como la hoguera de San Juan, el aguinaldo navideño, la boroña pascual (preñada y en forna) o la procesión de Ramos, considerada la mayor de Asturias.

Ha sido galardonado en 2008 con el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias, otorgado por la Fundación Príncipe de Asturias.

En enero de 2016 se incluyó en la asociación “Los pueblos más bonitos de España”.

Ubicación

Torazo (en asturiano Torazu)​ es un pueblo que pertenece al concejo de Cabranes, en el Principado de Asturias, España.

Cómo llegar

Desde Oviedo se tarda alrededor de 45 minutos por las carreteras A-64 y N-364. Desde Gijón el trayecto es de 40 minutos aproximadamente por la A-8 y AS-255.

Dónde aparcar

El mejor lugar para aparcar es al final del pueblo, junto a la Hostería y la capilla de Nuestra Señora de la Sienra.

Historia

Es Torazo lugar mágico, de origen toponímico celta, cuyos moradores -desde muy antigua constancia- cuidan mucho sus tradiciones, querencias y expresiones comunitarias.

Se enclava sobre una suave altiplanicie que en su morfología urbana semeja una suerte de comba, desde la parte alta de La Miyar -asentamiento de una antigua calzada romana-  hasta su otra atalaya, en el Campo de la Sienra, donde envejece un hermoso microbosque de robledales.

En un extremo y en el otro de los referidos comienzan y terminan sus fiestas, cuando tocan -Festival de Boroña de Forna en junio, del Carmen a finales de agosto-, y de por medio entre esos dos extremos, ochocientos cincuenta metros de bonito andar por calles adoquinadas y entre casas embellecidas, habitadas por lugareños rebosantes de hospitalidad y a los pies del emblemático monte o Picu Incós, cima del municipio cabraniego.

Qué ver

Arquitectura tradicional

Su encanto reside en su colorida y tradicional arquitectura conservada de una forma excepcional. Destacan sus antiguos hórreos. Sin embargo, la mejor forma de conocer estos secretos es caminando por sus calles. También podremos encontrar espectaculares casas de indianos, residencias solariegas de estilo colonial, decoradas con pinturas y azulejos de colores en sus fachadas.

Iglesia de San Martín el Real

Se localiza en la parte alta del pueblo, es un edificio que data del siglo XVI, que fue construido sobre un antiguo cementerio. Tiene una bella decoración en la que podemos observar en la torre un reloj y la imagen de su patrono a caballo. En su interior se ubica la Virgen del Carmen.

Capilla de Nuestra Señora de la Sienra

Construida en el siglo XVIII, alberga en su interior a la Virgen del Carmen.